Accidentes infantiles en casa Pte1 - CEAEM

Accidentes infantiles en casa Pte1

Los niños, sufren accidentes y lesiones con mas frecuencia CUANDO NO HAY UN ADULTO CERCA.
La presencia de los adultos no significa que un niño no se lesionara… por ello vamos a mencionar algunos de los accidentes que ocurren en los hogares en esta entrada del blog.

Golpes en la cabeza
Lesiones en los dientes,
lesiones orales,
heridas cortantes
intoxicaciones

A pesar de los esfuerzos de los adultos que se encuentran en el entorno, el método de exploración es por excelencia una forma de aprendizaje, mediante el juego, la curiosidad y la experimentación, van forjando su aprendizaje.
Lo cierto es que los pequeños no son conscientes de los riesgos que pueden resultar de sus travesuras y aventuras incluso dentro de casa.
Es por ello de suma importancia estar preparado y saber cómo actuar si los niños resultan con alguna lesión sin importar la gravedad de la misma.

GOLPES EN LA CABEZA:
Las cabezas de los niños pequeños son más grandes y pesadas que la de los niños mayores, por eso la incidencia de golpes en la cabeza durante las caídas es mas alta.
Existen distintos grados de traumatismo, desde leve (habitualmente llamado “chichón”) que consiste en un hematoma superficial, hasta grave donde un coágulo que se forma dentro del cráneo puede comprimir el cerebro.
EVITE REGAÑARLO, de forma inmediata, para no asustarlo y poder realizar una evaluación adecuada.


Los siguientes síntomas pueden darnos una pista sobre la gravedad de esta lesión, aunque no sustituye la valoración de un profesional es importante conocerlos.

✓ Hemorragia en alguna parte de la cabeza.
✓ Pérdida de la conciencia. La cual puede suceder algunos segundos tras el golpe, hasta varios días posteriores al golpe.
Por esto nos resulta «tranquilizador» escuchar el llanto una vez ocurrido el golpe.
* Signos de confusión o de pérdida de la memoria: el niño debe ser capaz de saber dónde se encuentra y recordar el incidente, aunque esté asustado por el golpe recibido.
* Palidez, sudoración.
✓ Cefalea intensa.
✓ Náuseas o vómitos recurrentes.
* Pérdida del control de esfínteres (orina o materia fecal), en niños que ya lo controlaban.
* Convulsión.
✓ Somnolencia fuera de lo normal o debilidad.
✓ Pupilas de diferente tamaño. Observar si son redondas, iguales y del mismo tamaño.
* Abombamiento de la fontanela en el lactante.
* Goteo de sangre o líquido transparente por la nariz o la oreja.
En el caso que el niño presente alguno de estos signos de preferencia consulta a un profesional de la salud cuanto antes.

Durante las primeras 6 horas la observación puede ser crucial para detectar cualquier cambio que pudiera producirse y estar atento en los días subsiguientes no está de más.

Como en todo existen mitos, vale la pena analizar la información antes de tomarlos en serio.
Uno de los mas populares es que no hay que dejar dormir al niño que tuvo un traumatismo de cráneo.
Aquí es importante saber que el sueño no empeora la evolución del traumatismo; sin embargo impide detectar de forma temprana algunos cambios de conducta o de nivel de conciencia. Sin embargo, si el sueño no es diferente de lo normal, hay que tener cuidado con impedirles dormirse en sus horarios, o después de llorar, simplemente por que una alteración en el sueño, puede producir mas llanto, y otros síntomas que pueden hacer que fácilmente los confundamos con señales de alerta.

Si es su horario de dormir, y no se han observado algunas de las señales de alarma, pudieses dejarlo dormir.
Si no fuese el caso, y aunque el niño actúa normalmente vale la pena poner atención.
Es importante pensar que por el llanto continuo, o por la actividad extenuante, por ejemplo, hay que dejarlo que descanse hasta dos horas seguidas, luego despertarlo gentilmente y observar que se despierte de manera normal. En caso de que se le dificulte, o sea diferente de lo usual, se recomienda acudir con un profesional de la salud

LESIONES ORALES:
La boca es una zona muy irrigada por lo que cualquier lesión por pequeña que sea puede verse muy aparatosa con el sangrado e incluso hacernos pensar en una hemorragia.
Labios y la lengua son los sitios donde se ubican con mas frecuencia. A pesar de no ser tan graves generalmente, de forma visual pueden resultar muy aparatosos. Utilizar gasas o trapos limpios, es recomendable, se conoce como el método de presión directa.

Las lesiones en la región oral, pueden ser de mayor gravedad si el sangrado obstruye la vía aérea y dificulta la respiración, como pudiese ocurrir en el sangrado nasal por ejemplo.
Las siguientes son algunas recomendaciones:
✓ Enjuagar la boca del niño.
* Revisarlo cuidadosamente tratando de identificar el origen del sangrado.
✓ Comprimir la zona con un apósito, gasa o paño limpio, con firmeza y dependiendo de la cantidad y ubicación del sangrado desde 3 hasta 10 minutos
* Aplicar hielo o una bolsa con gel congelado envueltos en un paño en caso que se presente hinchazón. No utilizar el hielo directamente sobre ningún tejido.
✓ Si no se identifica el sitio del corte y el sangrado no se detiene o hay dificultad en la respiración, llamar inmediatamente a emergencias.
* Algunas lesiones, pueden requerir puntos de sutura.

CAIDAS ACCIDENTALES DE LOS DIENTES:
Cuando el golpe ocasiona la caída de una pieza dental temporaria o de leche se debe recibir primeros auxilios en los casos que haya una lesión en la encía.
No requiere una reimplantación del diente pero es aconsejable consultar a un odontólogo para conservar el espacio y asegurarse la correcta erupción del diente definitivo.
Si se trata de dientes permanentes, debemos considerar que estamos ante una emergencia odontológica, tomar acciones cuanto antes para la reimplantación es necesario.

¿Qué se debe hacer ante la pérdida de un diente permanente?
* En primer lugar colocar al niño con la cabeza ligeramente hacia adelante, de manera que no aspire sangre.
✓ Si hay hemorragia, se debe realizar una leve presión sobre la encía.
✓ Si se encuentra y está sucio, enjuagarlo con agua sin frotarlo. Nunca tomarlo por la raíz. Luego colocar con suavidad el diente en el hueco de la encía donde estaba implantado. En caso de no ser esto posible, por falta de colaboración, transportar la pieza dental al odontólogo en algunos de estos medios: saliva (dentro de la boca) de la persona acompañante, entre la parte interna de los labios y la cara de los dientes, en un vaso con leche o en suero fisiológico. Es de suma importancia que la raíz del diente permanezca humedecida.
Cuanto antes se acuda al odontólogo en estos casos, mejor tasa de éxito tiene el diente, especialmente los que son temporales.

HERIDAS CORTANTES: Los cortes habituales en niños son aquellos que se producen por un cuchillo o un vaso de vidrio, e incluso por juguetes y mobiliario con esquinas cortantes.
Este tipo de lesiones suelen sangrar muy poco, el manejo inicial es importante, tienen baja tasa de infecciones aunque debemos estar pendientes.
Como en todas las heridas lavarse las manos y protegerlas con guantes para el manejo de la herida. Esto con la finalidad de evitar contagios, especialmente con personas desconocidas.
Luego de presionar firmemente durante 3 a 5 minutos, el sangrado debería detenerse.

Si la herida no sangra profusamente, o si ocurrió en sitios con arena piedritas o algún otro material que pueda quedar dentro, puedes lavarla de forma inicial solo con agua.
También se puede aplicar un antiséptico tipo yodopovidona o clorhexidina.

El alcohol, no es necesario, y algunas personas refieren ardor el cual es innecesario.

Se debe tener en cuenta que los cortes mas largos o profundos posiblemente requieran de sutura. En estos casos es preciso la consulta a un profesional.

y aunque hay mas temas que tocar. dejaremos aquí nuestro blog por el momento.

Que los niños disfruten el juego y la exploración como método de aprendizaje.

-Curso primeros auxilios Kids-
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?